...................................

...................................

...................................

...................................

Área de baja visión

Tecnologías y baja visión

Guía de Información para el Paciente

...................................

...................................
La ONU y otras Leyes
...................................




Centro de Baja Visión

Tecnologías y baja visión

ENFRENTANDO LOS PROBLEMAS DE LA BAJA VISIÓN CON LAS TECNOLOGÍAS DE HOY

Los pacientes con Baja Visión o Visión Subnormal pueden elegir una solución adecuada, de entre muchas de ellas que ofrece la tecnología hoy en día, para ayudarlo a mantener su independencia y calidad de vida. Las ayudas para baja visión han mejorado considerablemente desde la introducción de los lentes prismáticos a principios de los años 50. Varios productos nuevos permiten a los pacientes; con pérdida severa de la visión derivada de la degeneración macular relacionada con la edad (DME), retinopatía diabética, glaucoma, catarata, desprendimiento de retina y otras patologías derivadas de accidentes; a desarrollar actividades normales tal y como lo hacían antes de adquirir la enfermedad.

Categorización de los productos para Baja Visión

Los dispositivos y productos para Baja Visión se han desarrollado de tal manera que los pacientes con un grado de visión de 20/800 o menor pueden leer textos con tamaños de fuente normales e, incluso con otras ayudas, pueden llegar a manejar un vehículo. Las ayudas que más se recomiendan son:

- Anteojos con lentes de alto rendimiento con prescripción binocular o monocular.
- Ampliadores manuales y de escritorio.
- Sistemas telescópicos manuales y montados en anteojos.
- Productos electrónicos de video
- Dispositivos No-Ópticos
- Software ampliador de pantalla para computadora personal

No cualquier modalidad es la apropiada para cada paciente, pero todas las soluciones para Baja Visión utilizan la ampliación para mejorar la agudeza visual de cada uno de ellos. Por este motivo los productos para ayuda en problemas de Visión Subnormal solo se recomiendan y venden, previo a una evaluación personal.

Tipos de ampliación

Los especialistas en el tratamiento de la Baja Visión utilizan tres tipos de sistemas de ampliación:

- Relatividad - tamaño. Éstos dispositivos aumentan una imagen u objeto, tal como el texto de un libro o cualquier material impreso en un sistema de Circuito Cerrado de Televisión o CCTV.
- Relatividad - distancia. Con el uso de estos dispositivos, los pacientes pueden mover un objeto de tamaño normal hacia sus ojos sin necesidad de ayuda y sin perder la claridad de su entorno.
- Angular. Con éste método los objetos son ampliados por un sistema telescópico, de tal manera que los mismos se ven más cerca de lo que aparentemente se encuentran. Por ejemplo, un objeto que se encuentra a 35 metros puede parecer que está a solo 12 metros, con un sistema telescópico de 3 aumentos (3x).

Los pacientes deben de tratar de utilizar más de una modalidad, antes de que encuentren el producto ideal que les ayude a resolver su problema de visión en lo particular.

Los CCTV y las soluciones de alta tecnología.

Los pacientes que tienen una agudeza visual muy pobre, complicada con sensibilidad al contraste, pueden utilizar los sistemas de Circuito Cerrado de Televisión o CCTV para mejorar su visión. Estos productos se desarrollaron utilizando la combinación de un telefoto óptico con un monitor de televisión, y luego se modificó el sistema para que los pacientes pudieran tener control sobre la brillantez y el contraste. Los CCTV también pueden revertir la polaridad de manera que una imagen que se proyecte en una pantalla pueda verse con letras negras sobre fondo blanco o con letras blancas sobre fondo negro. También ofrecen una amplia gama de color de texto y fondo combinados. Ésta última característica es especialmente muy benéfica para pacientes que sufren DME, retinopatía diabética o glaucoma.

Los CCTV están disponibles en modelos de escritorio, portátiles o sistemas para montarse en la cabeza en los cuales se proyecta la imagen en una pantalla virtual que se encuentra enfrente de los ojos. La tendencia de estos sistemas de CCTV es la de proyectar las imágenes directamente sobre la retina. Algunos sistemas portátiles pueden interactuar con los monitores de TV actuales, propiedad del paciente. El usuario puede entonces ampliar el tamaño de la imagen en la pantalla, hasta 10 veces de su tamaño original e inclusive revertir la polaridad de la misma. Como todos los productos nuevos, éstos requieren de paciencia y coordinación del usuario por lo que pueden ser utilizados, incluso, para escribir.

Los productos actuales de CCTV entran a la nueva era digital de las pantallas planas de LCD y plasma. Con estas soluciones se ha logrado mejorar la resolución de la imagen obtenida, lo que se traduce en un enorme beneficio para el paciente, que requiere imágenes de muy alta calidad, para solucionar su problema de visión.

Integración de pacientes con Visión Subnormal.

El mejoramiento en la calidad de la visión, involucra más que la evaluación y su corrección por medio de dispositivos de ayuda para la Baja Visión. El incremento de la calidad de vida deberá estar dirigido al hogar y el trabajo, con la ayuda de un grupo de profesionales. Nuestro asesor en Visión Subnormal elige, conjuntamente con el usuario, el equipo correcto de CCTV, también ayuda en la orientación y movilidad con el uso de los dispositivos portátiles para una mayor independencia; y también ofrece la capacitación y asesoría necesarias para un mejor uso de la nueva ayuda tecnológica. Todos estos factores permiten que el paciente alcance su mayor logro.

Contacte al CREVI para mayor información

Regresar al inicio

 






Copyright © 2006 CREVI. Todos los derechos Reservados. Diseñado por Gradire